Con jota y ve pequeña – El blog de Javier Ramírez


Ruido y compañía
23 enero 2011, 01:21
Filed under: Pasó recién

El departamento 104 del condominio Villa Verde en la Av. Inofuentes, donde vivo, solía ser un lugar sigiloso. Salvo algún cuchicheo intermitente en el pasillo o el ronroneo de la lluvia sobre un tejado vecino, siempre era silencio.

Desde hace una semana, sin embargo, entre la alfombra y el techo hay fiesta a toda hora. Hay conciertos en vivo, comediantes, ladrones, amigos, ofertas, citas a ciegas, boxeadores, esquimales, platos fuertes, amoríos, pasarelas de Milán, hombres lobo, risa y lágrimas de cocodrilo. Hay explosiones de coches, policías, niños haciendo magia y funerales con lluvia.

Hay amores imposibles, doctores, escasez de gasolina, mafiosos, accidentes, presidentes, besos sin lengua, despedidas, carreras de fórmula uno, perfumes, dictadores, submarinos rusos y malas noticias. Hay rubias tontas, nuevos ricos y viejos verdes. Falsos profetas del tiempo, hinchas, canciones de moda, aplausos, mascotas y superhéroes.

En el departamento 104 del condominio Villa Verde en la Av. Inofuentes, donde vivo, hay por fin un televisor, que hace ruido y compañía.

 



Happy, whatever
22 enero 2011, 22:44
Filed under: Publicidad | Etiquetas: , , ,

No tenía pensado hacer un post de fin de año pero, 22 días después, he encontrado esta carta que originalmente pensé estaba escrita por el mismísimo David Droga (pues está firmada por su agencia, Droga5) pero según los créditos del aviso al que se adaptó la carta, su redactor fue David Nobay.

Me tomé la libertad de traducirla para compartirla con ustedes. Feliz 2011.

FELIZ, SIN IMPORTAR NADA

¿Recuerdas cuando solían describir este negocio como lo más divertido que se puede hacer con la ropa puesta?

¿Recuerdas los largos y gloriosos almuerzos, los meses de producción en ultramar, los tragos gratis en el bar de la agencia (cuando algo como eso solía existir) y estar siempre rodeado de felicitaciones y reconocimientos?

Probablemente no.

Porque para la última generación de publicistas, esas nostálgicas historias son solo eso: nostalgia. En el mejor de los casos, una pretérita leyenda, en el peor, un molesto recordatorio de que el “fino arte de la publicidad” se ha convertido silenciosamente en el “fino negocio del marketing”.

Y no hay nada malo con eso, nada malo en lo absoluto. Solo significa que, bueno, para ser brutalmente honesto, que nos divertimos mucho menos que antes, que sonreímos menos de lo que deberíamos y que nos exigimos más de lo médicamente recomendable.

Lo que nos falta, quizás, es un lugar donde poder celebrar lo que somos, lo que realmente hacemos. Un lugar para evocar, producir y en última instancia, defender esas extrañas y frágiles cosas llamadas “ideas”.

Luchar por las ideas siempre exige de mucho valor. Sobretodo cuando son tan jóvenes, temblorosas y deformes, que no pueden defenderse solas. Depende de nosotros mantenerlas con vida. Una labor cada vez más difícil en estos tiempos cada vez más atroces.

Y la verdad es que lo hacemos porque tenemos que (en realidad, para ser precisos, porque es para lo que nos pagan). Pero también lo hacemos porque amamos la idea de lo que esos frágiles pensamientos podrían llegar a ser si se les da la oportunidad de crecer. Soñamos, aunque secretamente, con hacer algo brillante, cautivador y sí, incluso permanente.

Es uno de los pocos placeres culposos que nos quedan.

Entonces -suponiendo que aún estás leyendo- te pregunto ¿no será apropiado tomarnos una pausa después de este año tan largo y tedioso, para pensar en todo esto?

Desde las grandes agencias que han luchado todo el año con las presiones para mantener el barco a flote, a las nuevas estrellas de la creación que han peleado y arañado durante doce meses para poner un pie en el siguiente peldaño.

De los creativos jóvenes, a los grandes clientes (y todos los que están entre ellos). Calientes, fríos, grandes o pequeños, la publicidad en el 2010 no fue para los cobardes, y no existe nada que nos haga pensar que será más fácil en el 2011.

Por lo tanto, hagamos al menos una resolución para el nuevo año: por el amor de Dios, vamos a divertirnos más.

Sí, con la ropa puesta. Al menos parcialmente.

Feliz 2011.

 

De Droga5

 



Destapa la felicidad
22 diciembre 2010, 22:02
Filed under: Reflexiones de pecho | Etiquetas: , , ,

El único Papá Noel en el que creo es en el de Coca Cola. No hay más. El resto son todos unos farsantes. De hecho, tengo una teoría que, sin el menor de los fundamentos, dice que Papá Noel realmente existe y que Coca Cola le pasa una mensualidad para que actúe en sus comerciales y pose para sus afiches.

¿Nunca se preguntaron de dónde sacaba Papá Noel dinero para comprar los regalos, o de qué vivía? Digo, esa barriga no ha de ser solo de cerveza ¿no? Bien, pues yo creo que los compra con un cheque firmado por el Sr. Coca Cola. Y lo creo en serio.

     Si este es un actor disfrazado, está todo perdido.

De cualquier manera, miren lo que me trajo esta navidad el Papá Noel de Coca Cola.

Feliz Navidad.



Me suena
18 diciembre 2010, 01:02
Filed under: Reflexiones de pecho | Etiquetas: , , ,

No sé si les pasa a todos pero yo soy muy de escuchar una misma banda hasta cansarme. Supongo que es el mismo comportamiento obsesivo compulsivo que, en su momento, me llevó a abusar de los Tic Tac (de naranja por supuesto) y de los Gummi Bears hasta no soportarlos más. Es mentira. Habría que tener el alma muy hecha mierda para cansarse de los ositos de goma.

Pero volviendo al tema de la música, este consumo irresponsable e insistente ha provocado que todos los momentos -importantes o no- de mi vida, tengan una suerte de soundtrack, una manera de sonar. Y así como escuchar a Celine Dion nos recuerda a Rose flotando en mitad del Atlántico intentando despertar a Jack (tiene la piel morada mal y la tipa cree que está dormido… ay, Rose) creo que no hay canción en mi biblioteca que no me remonte a determinado punto de mi historia.

Así, por ejemplo, escuchar a Sabina es como volver a caminar por Buenos Aires. Kevin Johansen me lleva de vuelta a mi habitación en Guayaquil. Vampire Weekend da frío como Quito por la noche. Fito&Fitipaldis y John Frusciante soplan como el viento de Playas y Passion Pit se parece a Montevideo por la tarde. Placebo, Imogen Heap, Death Cab For Cutie y The Postal Service son como la primera agencia en donde trabajé y The Smiths, The Shins, The Mars Volta, The Bird and the Bee y Phoenix, como la penúltima.

(Quizás por eso “álbum” se usa para fotos y para discos.)

Y mi venida a La Paz, toda esta transición a la que por poco me animo a llamar “nueva vida”, como no podía ser de otra manera, está teniendo también su banda sonora, y es lo que quería compartir esta noche de viernes con ustedes. Se trata de Tokyo Police Club, un grupo canadiense de Indie. Los dejo con tres de los mejores temas de Champion, largo su mejor… álbum.



Lanzamientos
12 diciembre 2010, 01:53
Filed under: Confesiones de un publicista | Etiquetas: , ,

Siempre me han gustado las campañas de lanzamiento, ya saben, esas campañas que se hacen cuando llega algo “que va a cambiar tu vida para siempre”. Ser parte del nacimiento de una marca, dotarla de una imagen, de una voz… Es crear de la nada. Lo único mejor que eso que se me ocurre es ser padre… o convertirse en superhéroe.

Álvaro solía decirme “tú eres tu marca” en el sentido de que, como publicista, debo ser capaz de manejar mi imagen si quiero que alguien más me pague por manejar la de su marca. Desde entonces he intentado ceñirme a una estrategia, invertir en ella y procurar que todo lo que haga ayude a construir una imagen que me permita alcanzar los objetivos planteados. Ya saben, como todas las marcas.

Pero llegar a un país nuevo es volver a empezar, es lanzarte: nadie tiene un posicionamiento claro acerca de ti, no conocen tus atributos, ni los beneficios (tangibles o emocionales) que puedes proveerles. Tampoco están seguros de cuánto vales.

A simple vista tener que empezar desde cero suena a malas noticias: volver a crearte una imagen, volver a ganarte el cariño y respeto del mercado… Pero, pensándolo un poco más, he llegado a la conclusión de que esto puede ser bueno. Si todo es perfectible, ¿cuánto vale una segunda oportunidad de dar una primera impresión?

No he hecho una investigación formal pero es posible que mi imagen en Ecuador haya podido ser mejor. Dos amenazas de golpizas y una de demanda, no se ganan sin cometer algunos errores y, aunque siempre me he sentido como en casa en el papel de enfant terrible, puede que no sea lo más conveniente para mi marca.

¿O sí?



Comienzos
1 diciembre 2010, 00:17
Filed under: Pasó recién

No sé por dónde empezar. No estoy seguro de si esta historia comienza con Álvaro preguntándome si estaba interesado en que me recomiende para la Dirección General Creativa de BBDO Bolivia, o conmigo subiéndome a ese avión de Copa Airlines, un par de semanas después. Quizás deba empezar con mi llegada a La Paz, o con mi primer día en la agencia.

Esta nueva vida tiene tantos comienzos.



Enredado
15 septiembre 2010, 00:18
Filed under: Reflexiones de pecho | Etiquetas: , , ,

“Lo virtual y lo real no son mundos opuestos sino capas de una misma realidad. Ya no es posible oponer lo virtual a lo real, los entornos virtuales forman parte de nuestra vida real.”

“Parece ser que lo que hacemos en la vida real repercute en FB y lo que hacemos en FB influye al mismo tiempo en nuestra vida real. ¿Será que FB se parece mucho al mundo en el que vivimos?”

“En tal medida, FB integra la vida off con la vida on, el perfil público con la identidad real. Toma huellas de lo real que hace presentes en lo virtual y viceversa, disolviendo aquellos entornos que permitían jugar con la identidad y la posibilidad de reinventarse.”

Facebook posiciona el “me gusta” por sobre el “no me gusta” ¿Dónde está lo conflictivo o negativo en FB?

Citas tomadas de: Construir identidad y presentarse a sí mismo en las redes sociales: el efecto Facebook.




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.