Con jota y ve pequeña – El blog de Javier Ramírez


El día que los no fumadores se tomaron el mundo
26 diciembre 2008, 19:44
Filed under: Reflexiones de pecho | Etiquetas: , , , ,

Ayer vi The Day The Earth Stood Still (El Día que la Tierra se Detuvo) y aunque se trataba de alienígenas, la película no es nada del otro mundo. Llamó sobretodo mi atención, además de los efectos especiales y lo rica que está Jennifer Connelly, el despliegue sinvergüenza de marcas. Honda, McDonalds, Windows, Pionner, LG y Citizen fueron las que pude identificar. La película no es mala, aunque sí demasiado lineal para una audiencia acostumbrada a sobresaltos y puntos de giro más abundantes. La trama tampoco tiene nada de nuevo: seres de otro planeta que vienen a exterminar a la raza humana.

Más tarde, en la casa de unos amigos, el que sentía como un extraterrestre, era yo. Estábamos tomándonos una cervezas cuando me dieron ganas de fumar (si hay algo que no puedo hacer sin fumar, además de escribir, es tomar cerveza) Pregunto si puedo encender un cigarrillo y me dicen que sí, pero abajo, en el patio, al pie de la puerta y botando el humo por una escotilla microscópica.

the_day_the_earth_stood_still

Con la cabeza abajo y la adicción entre las piernas, bajé al patio preguntándome ¿en qué momento los fumadores perdimos la guerra contra los amantes del aire puro? ¿Cuándo nos invadieron y se apropiaron de nuestro planeta? Empezaron con los centros comerciales, luego avanzaron hasta los restaurantes y sitios cerrados. No conformes con eso, nos quitaron la publicidad. Mataron al vaquero, su caballo y al camello. En ciudades como Buenos Aires, se han tomado incluso los bares y discotecas. ¿Por qué nunca nos hemos defendido? Me pregunté. Talvez porque ni siquiera podemos ganar la batalla contra nuestras conciencias, me respondí.


1 comentario so far
Deja un comentario

Bravo, bravo… c’est magnifique.

Puedes tolerar y “entender” el por qué no se debe fumar enfrente de niños, en una habitación demasiado cerrada y que esté repleta de los amigos de tu abuela que respiran con dificultad, incluso, puedes pasar el hecho de que alguien a quien le molesta el cigarro te pida “amablemente” que lo apagues. Pero prohibirlo en bares, restaurantes y antros me parece una situación endemoniadamente maligna, es como quitarle el dulce a un niño o incluso tirarle la bola de nieve del cono.

Comentario por manguitomonster




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: