Con jota y ve pequeña – El blog de Javier Ramírez


Contar para vivirlo
10 enero 2009, 02:16
Filed under: Reflexiones de pecho | Etiquetas: , , , ,

La vida no solo la vivimos, también la contamos. Cuando nos ganamos un premio, sufrimos un accidente o somos testigos de algo muy fuera de lo común, inmediatamente sentimos la necesidad de contarlo. Es algo que nos sale, como el pelo en la pubertad. Y cuando saciamos el deseo, cuando reconstruimos y codificamos los hechos en palabras es, pienso yo, cuando realmente vivimos.


“La vida no es la que uno vivió sino la que uno recuerda y cómo la recuerda para contarla.”

Gabriel García Márquez

Sobre todo esto he reflexionado hoy, luego de que regresando de la agencia, fuera víctima de un asalto en el bus. Nunca me había pasado, pero he escuchado tantas historias de asaltos en buses que me sentí como en casa. Lo que no quiere decir que no me hubiese cagado de miedo. Luego de que los delincuentes cosecharan el botín y se bajaran, mi mente se quedó en blanco -seguramente también mi cara- y empecé a reconstruir en mi cabeza lo ocurrido: eran tres, dos hombres y una mujer. Parecían pasajeros hasta que empezaron a gritar. Sacaron sendos fierros (revólveres) y nos obligaron a entregarles nuestras pertenencias.


“Cuán poco tengo el sentimiento de vivir cuando mi diario no recoge el sedimento.”

Virginia Woolf

Pero no fue hasta llegar a mi casa, y ceder ante la inherente necesidad de contarlo, cuando estuve tranquilo, cuando di por sucedido lo sucedido. Como si el sufrimiento no fuese real hasta que lo contara. Creo que, de no tener a quien contar la vida, estaríamos todos muertos. Quizás por eso las personas se casan y tienen amigos, para contar con ellos y contarles su vida.

Claro que una cosa es contar y otra contestar. Porque si hay algo peor que ser asaltado, es el tener que responder luego al interrogatorio: ¿cómo fue? ¿qué te quitaron? ¿cuántos eran? ¿estaban armados? ¿en dónde fue? Quiero querer creer que lo hacen por mostrar interés pero algo me dice que, en el fondo, te sacan toda esa información para protegerse a sí mismos, para no coger ese bus, no caminar por esa calle o no ingresar a ese local. No sé, quizás sea solo yo el que hace eso. En cualquier caso, no lo encuentro del todo reprochable.

Una billetera y un reloj me costó empezar a ver todo esto, una ganga. Y aunque para todo lo demás exista Mastercard, contar siempre con alguien a quien contarle la vida, más aun inclusive que tener una vida que merezca ser contada, no tiene precio.


1 comentario so far
Deja un comentario

al menos no te robaron ideas!!!

Comentario por periquius




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: