Con jota y ve pequeña – El blog de Javier Ramírez


Sobre el trabajo en equipo
21 agosto 2009, 12:38
Filed under: Confesiones de un publicista | Etiquetas: , , ,

El trabajo en equipo es inherente a la publicidad. Salvo pocas excepciones, nada en esta industria se concibe como producto del trabajo de uno solo. Incluso en el más individualista de los casos se tratará, cuando menos, de una dupla. Si bien esto puede traer uno que otro problema, las ventajas de trabajar en equipo son mucho más significativas. Los grupos potencian las fortalezas y diluyen las debilidades de cada integrante. Las ideas son mejores al estar moldeadas por varias manos y más objetivas al ser analizadas desde varios puntos de vista. Lo que a uno puede resultarle excelente, otro puede juzgarlo como básico, ya haberlo visto o complementarlo. Hoy estoy convencido de esto, pero no siempre fue así.

Antes de ingresar a la facultad que pronto -espero- refrendará mi profesión de publicista, Enrique Rojas, el decano, me preguntó: ¿Qué tal te sientes trabajando en equipo?” Pésimo, le respondí. Y no mentía. El tener habilidades para la dirección de arte tanto como para la redacción, había llegado a convencerme de que no necesitaba de nadie más para llevar adelante una idea, campaña, aviso, etc.

Dos minutos más tarde, estaba firmando una especie de contrato según el cual me comprometía a poner todo de mi parte para aprender a trabajar en equipo. El tiempo pasó y la importancia que en un principio le di al acuerdo, también. Hoy creo que ese papel tenía más una función simbólica, pues nunca volví a tratar del tema con Enrique.

“Hagan grupos de cinco” eran las cuatro palabras que menos me gustaba escuchar. Más de una vez preferí hacerlo todo en tanto pudiera evitar las para mí inútiles reuniones. Recuerdo que algunos se peleaban por trabajar conmigo pues sabían el poco esfuerzo que les significaría conseguir un 10.

Con el tiempo, los parásitos fueron quedándose atrás y compañeros decididos en participar fueron apareciendo. Entre conversaciones y discusiones por Messenger, di mis primeros pasos en el verdadero sentido del trabajo en equipo.

Pero no fue hasta que participé en el Cóndor de Oro Estudiantil cuando pude ver con mis propios ojos como una idea -que luego resultó ganadora del primer lugar- evolucionaba, crecía, mejoraba con los aportes de cada uno de los integrantes del equipo. Unos llevan mayor mérito que otros, pero todos participamos a tal punto que, al final, era imposible identificar a quién se le había ocurrido. Entonces comprendí que se nos había ocurrido a todos, que se le había ocurrido al equipo.

Hoy, todavía prefiero sentarme a pensar a solas antes de discutir ideas con mi director creativo o con alguno de los directores de arte, pero sé que ese segundo proceso es capaz de convertir una buena idea en una brillante.


1 comentario so far
Deja un comentario

Veee yo fui parte de eso. Snifff…jajaja no sabía que te había cambiado tanto esa experiencia, pero fue muy bkn para que, y eso si es verdad, no me acuerdo a quien se le ocurrio la idea base o algo así. Ni idea, sigo diciendo fue el tequila😀 jajaja

Comentario por Andrés




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: