Con jota y ve pequeña – El blog de Javier Ramírez


Happy, whatever
22 enero 2011, 22:44
Filed under: Publicidad | Etiquetas: , , ,

No tenía pensado hacer un post de fin de año pero, 22 días después, he encontrado esta carta que originalmente pensé estaba escrita por el mismísimo David Droga (pues está firmada por su agencia, Droga5) pero según los créditos del aviso al que se adaptó la carta, su redactor fue David Nobay.

Me tomé la libertad de traducirla para compartirla con ustedes. Feliz 2011.

FELIZ, SIN IMPORTAR NADA

¿Recuerdas cuando solían describir este negocio como lo más divertido que se puede hacer con la ropa puesta?

¿Recuerdas los largos y gloriosos almuerzos, los meses de producción en ultramar, los tragos gratis en el bar de la agencia (cuando algo como eso solía existir) y estar siempre rodeado de felicitaciones y reconocimientos?

Probablemente no.

Porque para la última generación de publicistas, esas nostálgicas historias son solo eso: nostalgia. En el mejor de los casos, una pretérita leyenda, en el peor, un molesto recordatorio de que el “fino arte de la publicidad” se ha convertido silenciosamente en el “fino negocio del marketing”.

Y no hay nada malo con eso, nada malo en lo absoluto. Solo significa que, bueno, para ser brutalmente honesto, que nos divertimos mucho menos que antes, que sonreímos menos de lo que deberíamos y que nos exigimos más de lo médicamente recomendable.

Lo que nos falta, quizás, es un lugar donde poder celebrar lo que somos, lo que realmente hacemos. Un lugar para evocar, producir y en última instancia, defender esas extrañas y frágiles cosas llamadas “ideas”.

Luchar por las ideas siempre exige de mucho valor. Sobretodo cuando son tan jóvenes, temblorosas y deformes, que no pueden defenderse solas. Depende de nosotros mantenerlas con vida. Una labor cada vez más difícil en estos tiempos cada vez más atroces.

Y la verdad es que lo hacemos porque tenemos que (en realidad, para ser precisos, porque es para lo que nos pagan). Pero también lo hacemos porque amamos la idea de lo que esos frágiles pensamientos podrían llegar a ser si se les da la oportunidad de crecer. Soñamos, aunque secretamente, con hacer algo brillante, cautivador y sí, incluso permanente.

Es uno de los pocos placeres culposos que nos quedan.

Entonces -suponiendo que aún estás leyendo- te pregunto ¿no será apropiado tomarnos una pausa después de este año tan largo y tedioso, para pensar en todo esto?

Desde las grandes agencias que han luchado todo el año con las presiones para mantener el barco a flote, a las nuevas estrellas de la creación que han peleado y arañado durante doce meses para poner un pie en el siguiente peldaño.

De los creativos jóvenes, a los grandes clientes (y todos los que están entre ellos). Calientes, fríos, grandes o pequeños, la publicidad en el 2010 no fue para los cobardes, y no existe nada que nos haga pensar que será más fácil en el 2011.

Por lo tanto, hagamos al menos una resolución para el nuevo año: por el amor de Dios, vamos a divertirnos más.

Sí, con la ropa puesta. Al menos parcialmente.

Feliz 2011.

 

De Droga5

 


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: