Con jota y ve pequeña – El blog de Javier Ramírez


Lanzamientos
12 diciembre 2010, 01:53
Filed under: Confesiones de un publicista | Etiquetas: , ,

Siempre me han gustado las campañas de lanzamiento, ya saben, esas campañas que se hacen cuando llega algo “que va a cambiar tu vida para siempre”. Ser parte del nacimiento de una marca, dotarla de una imagen, de una voz… Es crear de la nada. Lo único mejor que eso que se me ocurre es ser padre… o convertirse en superhéroe.

Álvaro solía decirme “tú eres tu marca” en el sentido de que, como publicista, debo ser capaz de manejar mi imagen si quiero que alguien más me pague por manejar la de su marca. Desde entonces he intentado ceñirme a una estrategia, invertir en ella y procurar que todo lo que haga ayude a construir una imagen que me permita alcanzar los objetivos planteados. Ya saben, como todas las marcas.

Pero llegar a un país nuevo es volver a empezar, es lanzarte: nadie tiene un posicionamiento claro acerca de ti, no conocen tus atributos, ni los beneficios (tangibles o emocionales) que puedes proveerles. Tampoco están seguros de cuánto vales.

A simple vista tener que empezar desde cero suena a malas noticias: volver a crearte una imagen, volver a ganarte el cariño y respeto del mercado… Pero, pensándolo un poco más, he llegado a la conclusión de que esto puede ser bueno. Si todo es perfectible, ¿cuánto vale una segunda oportunidad de dar una primera impresión?

No he hecho una investigación formal pero es posible que mi imagen en Ecuador haya podido ser mejor. Dos amenazas de golpizas y una de demanda, no se ganan sin cometer algunos errores y, aunque siempre me he sentido como en casa en el papel de enfant terrible, puede que no sea lo más conveniente para mi marca.

¿O sí?

Anuncios


El que sabe reír, ríe mejor
24 abril 2009, 01:13
Filed under: Reflexiones de pecho | Etiquetas: , , , , ,

Siempre he votado por el candidato que mejor sepa manejar su campaña electoral, por el que elabore un mensaje diferente, por el que se arriesgue con un buen concepto. Algunos podrán juzgarme de irresponsable pero, en un país en el que gana quien más camisetas aviente desde su camioneta ¿quién me arroja la primera piedra?

Hoy las campañas electorales para los comicios del próximo 26 de abril, han concluido, y estoy listo para ensayar una suerte de ranking basado en la comunicación en medios masivos (televisión, radio y prensa) que pude observar. No pretendo analizar aquí las propuestas que cada aspirante haya elaborado, estoy seguro de que se han tratado ya lo suficiente en formatos menos improvisados.

1. Martha Roldós

Pese a no tener la palabra fácil y a su displicente aspecto, Martha Roldós supo unificar su mensaje. En mi opinión, era allí donde radicaba el secreto: en la unificación de los mensajes. La gente se perdió, eran demasiados candidatos, demasiados rostros, listas, números y promesas. Un hilo conductor era imprescindible. La mayoría creyó que con un color y un número les bastaría para diferenciarse. Se equivocaron.

La campaña de Roldós no se quedó en lo visual, agarró una canción (Adagio a mi País de Alfredo Zitarrosa) y la convirtió en su himno (como en su momento hiciera Correa con “Patria, tierra sagrada…”) En todas las piezas de su lista, sonaba la canción y gustaba. “En mis país somos miles y miles, de lágrimas y de fusiles, un puño y un canto vibrante, una llama encendida, un gigante, que grita: ¡adelante… adelante!” Lo había conseguido, se había diferenciado del montón.

Luego empezó a pelear, fue muy débil, y por eso perderá. Pero peleó. ¿Su competencia? Correa, no le daré crédito por descubrirlo, pero sí por una línea que me pareció muy bien pensada y que juzgaré como su segundo acierto: “En democracia, no sirve la correa.”

2. Rafael Correa

Pisándole los talones a Roldós, Correa termina una campaña menos agresiva de lo que esperaba. Después de todo, el tipo la tiene fácil, con más del 70% de aceptación, el anuncio en el que sale entregando la banda presidencial, era más que suficiente. Con eso, y con quedarse callado durante la campaña (su actitud siempre le ha jugado en contra) tiene asegurada la presidencia.

3. Álvaro  Noboa

¿Qué les puedo decir? Por este señor no vota ni la familia. Su mayor error fue prometer cosas tan absurdas como un salario mínimo de $2.000 o promover un acuerdo nacional firmado por todos los ecuatorianos en el que nos comprometamos a sacar al país adelante WTF!!! Le doy el tercer lugar gracias a su único acierto, el concepto de su campaña: “¿De que te ríes Correa?”.

5. Todos los demás

Completos anónimos, vi sus rostros en cientos de comerciales, oí sus promesas en decenas de cuñas de radio y no puedo recordar ni siquiera una, eso en comunicación tiene un solo nombre: fracaso.

Así concluye un periodo de campañas electorales tan movido en los medios como en las calles, con incipientes progresos en lo que a marketing político se refiere. Queda claro que así como los ecuatorianos nos equivocamos al votar, los partidos políticos fallan en la elección de estrategias e ideas nuevas que sean capaces de vender sus viejas promesas.

No espero que los resultados sorprendan a nadie. Lo he dicho siempre y lo repito, Correa, como Hitler, sabe manejar a la gente, qué decirles y cómo decírselos. Allí está tu respuesta Noboa, Correa se ríe porque va a ganar, y va a ganar porque sabe cómo hacerlo.